manoplas calefactables

Manoplas Calefactables

manoplas calefactables

Incluyen: Baterías recargables y cargadores. Cuentan con 3 niveles de temperatura regulables

manoplas calefactables

Incluyen tanto las baterías recargables como los cargadores. Cuentan con 3 niveles de temperatura.

Manoplas Calefactadas: tus manos juntas y calientes

Para los menos familiarizados con este producto, antes que nada aclararemos la diferencia entre manoplas y guantes, ya que es muy común confundirlos. Las manoplas, son por así decirlo unos guantes pero que solo constan de 2 espacios interiores, uno para el dedo pulgar y otro para el resto de los dedos, a diferencia de los guantes que tienen 5 espacios distintos para cada uno de los dedos. Las manoplas calefactables son uno de los productos estrella entre los esquiadores, puesto que para la práctica de este deporte muchas veces necesitaremos los bastones de esquí, los cuales resultan mucho más cómodos de maniobrar con manoplas que con guantes. 

Las Manoplas Calefactables son unos de los productos estrellas en los últimos años entre los aficionados al Ski y Snowboard. Para aquellos que no lo conozcáis las manoplas, no son más que guantes pero con todos los dedos excepto el pulgar introducidos en la misma sección. Son especialmente útiles entre los esquiadores por su comodidad al sujetar los bastones de esquí.

Las manoplas calefactadas tienen un funcionamiento similar al de los guantes, llevan unas pequeñas baterías recargables en su interior las cuales podremos recargar a través de un conector USB normalmente, y constan de 3 niveles de temperatura regulables, los cuales nos permiten ajustar la temperatura de nuestras manoplas en cada momento.

Una de las grandes preguntas que todos nos hacemos al  comprar este tipo de productos es si calentarán lo suficiente, y cuanto durará la batería. Calentar por supuesto calientan, de hecho el nivel máximo de temperatura puede estar bien para un determinado momento pero puede resultar excesivo mantenerlo a ese nivel todo el tiempo. Y en cuanto a la duración, depende de la batería pero normalmente suelen tener un mínimo de 8 horas de autonomía, lo cual nos permitirá mantener nuestras manos calientes durante toda la jornada de esquí y al final del día cargarlo para el día siguiente volver a disfrutarlos de forma ininterrumpida.